MOSAICO, 20-IX-012. Más CARRERA DE BURROS, con Reseña de Bruno

(Fotos de Silviano Martínez Campos. De La “Reseña de Bruno Aceves”, fotos de la Presidencia Municipal de La Piedad)

Martínez Campos, 20/IX/012

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 20 de Septiembre.- NO ME  LO tome a chunga, a broma,  pero a mi parecer lo  más importante que anunció el alcalde piedadense Hugo Anaya Avila, fue que la tradicional y famosa carrera de burros, será más institucional y mediante una especie de concurso,  se extenderá invitación a todas las comunidades para,  desde los eventos locales, seleccionar a los mejores  (burros y jinetes) para en una etapa final llevar la competencia a la misma cabecera del municipio. Así es de que a prepararse para participar el año próximo. DESDE LUEGO LOS festejos patrios no requieren promoción especial, porque con ellos sintonizamos desde hará más o menos dos siglos y nos alegramos y festejamos lo libres que somos,, aun cuando nos reste llegar a ser realmente libres en otras dimensiones de la vida, como la económica y la tecnológica y libres también de la invasión cultural que nos atosiga. Pero algo es algo, y nos alegramos y festejamos lo que hicieron aquellos sufrientes antepasados, los próceres que mencionamos a la hora del Grito, y muchos más que no mencionamos pero sí existieron. ASÍ QUE LOS festejos aquí  fueron de lo más pintoresco,  e interesante: selección de soberanas de las fiestas, su coronación; el desfile cívico a cargo de los escolares. La ceremonia del  Grito dado por el alcalde Anaya desde un balcón del edificio municipal, pero abajo, el portal apuntalado porque el techo desde hace años se mostró vulnerable a los grandes pesos y no soporta las aglomeraciones de por ejemplo, los brindis septembrinos.  EL DESFILE, PUES, exuberancia de vitalidad de cuerpos juveniles, estudiantes que celebran su grata presencia frente a un público entusiasta congregado por miles para aplaudirlos y confetearlos a lo largo de las calles céntricas. Maestros que a la disciplina obligada para organizar a sus cuadros estudiosos, dan con su presencia, también, alegría por su amor a la vida, ellos también juveniles en su aspecto, aunque algunos peinen canas. La presencia destacada de jinetes y caballos de la tradicional charrería y siempre aplaudida en sus contingentes, sus personas, sus amazonas . Los prestadores de servicios, como Cruz Roja, Bomberos y otros cuerpos de voluntarios, que exponen sus personas y sus equipos al  reconocimiento público, cuando en ocasiones de emergencia los exponen al  riesgo y al peligro a fin de salvar vida. Y desde luego la autoridad municipal, encabezada por su alcalde, el Ayuntamiento en pleno, pues, los servidores de niveles medios, que reciben su regalo de aplausos, cuando en otras ocasiones también, cual debe ser, reciben sus “presentes” de críticas, cuando fundadas, necesarias para el buen funcionamiento de la comunidad. REGRESO PUES A lo de los burros y sus carreras. Para nadie que vea tele, particularmente noticieros, es un secreto que las ciudades tronaron. Los estudiosos saben por qué, y el gigantismo en todos los aspectos de la vida, encontró sus límites. Incluida la por otras consideraciones formidable y maravillosa civilización que nos envuelve, la industrial. Las grandes ciudades se fueron formando por el gusto de vivir en ellas, por la concentración de las industrias, grandes o pequeñas, en ellas; por la facilidad que dio poco a poco la red de comunicaciones que se tejió en los territorios. Y también, porque al cambiar de rural a urbana nuestra sociedad, todo se centró en las ciudades y además, entre nosotros, las injusticias y los procederes de los señores de horca y cuchillo llamados caciques, coparon libertades e iniciativas y, la desolación en los campos propició la obligada migración hacia “el país de la abundancia”, emigración por hambre, pues.  FUE CUANDO, HOMBRES y mujeres preclaros, comenzaron a abrirnos los ojos y comenzamos a ver que algo no funcionaba, que había “límites al crecimiento”, la humanidad estaba en “una encrucijada”, nuestra civilización era maravillosa  pero depredadora en servicios de poderes absorbentes e inhumanos y que no, que lo grande gigantesco, no era tan bueno, y debíamos regresar a lo pequeño y desde allí también,  aun cuando no sólo, comenzar a  reconstruir lo destruido.  Y  valorar lo que somos y aquello de que disponemos, porque desde nuestro rinconcito, desde nuestro ombligo del mundo, también podemos regenerar nuestra tierrita, y  Nuestra Tierrita. CARRERAS DE BURROS que exalten, en el animalito de sus dos grandes antenas planetarias, a todo lo que vive en la Tierra y a los jinetes una loa por su vida sencilla; la comunidad que en su gusto por lo pequeño, convive para regenerar desde ella la tierra que acapararon otros y que otros destruyeron con sus químicas descontroladas; la comunidad que da gran valor a sus artesanías, porque nadie ha dicho que los pequeños talleres hayan pasado de moda, y de ellas recoge su sustento y enseña a los demás la riqueza de su arte; la comunidad que enseña a los demás cómo se elabora un mole o cocina un sencillo antojito, para contrarrestar los “usos y costumbres” que nos vienen de lejos, pero que contribuyen a crear obesos y por lo tanto enfermos. YA NOS DIMOS cuenta, de eso y más, y por eso, quiero pensarlo, “Unescos”, organismos civiles amantes de la vida, exaltan el valor de lo tradicional, de lo recibido. Y por eso a los altos niveles se crean, se promueven reservas ecológicas, patrimonios culturales, arquitectónicos, se premia y estimulan usos y costumbres que hagan comunidad. No sabíamos, pero los pueblos ancestrales valían más de lo que creíamos, y ahora ellos son nuestros maestros, para enseñarnos a convivir con la tierra, y con la Tierra. Nunca es tarde y por eso estamos aprendiendo, aun cuando no lo sabíamos.

(www.lapiedadymiregion.wordpress.com;  www.ziquitaromipueblito.wordpress.com;   www.silviano.wordpress.com).

+++++

SE IMPONE EL BURRO “PARDO” EN EL HANDICAP PIEDADENSE DE JUMENTOS.

Reseña de Bruno Aceves

· Los triunfadores, jinete y asno, fueron premiados con 500 pesos en efectivo, corona de flores y un reconocimiento.

· En 2013 se efectuarán carreras de jumentos en las tres tenencias y en las comunidades de la región poniente de La Piedad.

En disputado sprint final el asno, “Pardo”, montado por Eleazar Méndez, ganó la tradicional carrera de burros de las fiestas patrias piedadenses, organizada por el Gobierno Municipal y el Comité de Festejos Patrios, a través de la dirección de deportes. Los triunfadores, jinete y asno, fueron premiados con 500 pesos en efectivo, corona de flores y un reconocimiento que los acredita como campeones de esta justa, cuya celebración se tiene registro desde 1962.

En segundo sitio, se ubicaron el jumento “Burrumino” jineteado por José González quien se hizo acreedor a 300 pesos y un reconocimiento impreso. En tercer lugar arribó el pollino “Canelo”montado por Alfonso Ibarra quien se adjudicó 200 pesos en efectivo además de su reconocimiento por participar.

El cuarto lugar y también finalista, correspondió al burro llamado “Conejo” quien fue dirigido por Jonathan Magaña. Cabe destacar, que los 15 jinetes participantes se adjudicaron un premio de 150 pesos y su reconocimiento impreso.

La mecánica de la competencia consistió en la realización de cuatro semifinales, donde el primer lugar, jinete y jumento, se clasificaron a la gran final. El recorrido fue por la avenida Hidalgo, iniciando entre Mariano Silva y Riva Palacio hasta llegar a la glorieta del boulevard Adolfo López Mateos donde pollinos y jockeys retornaban hasta el punto de partida.

Durante las carreras eliminatorias, un par de jinetes perdieron el equilibrio sobre su jumento a medio camino pero aún así, terminaron la carrera. También se registraron dos monturas ladeadas lo que provocó la hilaridad del público asistente, quien disfrutó la narración hecha por el periodista deportivo local, Francisco Ríos.

Los competidores de la primera eliminatoria fueron: Eduardo Licea montando a “La Galleta”, Feliciano Licea jineteando a “Cantinflas” y César Licea sobre “Torombolo”. En la segunda semifinal compitieron Andrés Acosta sobre “Felimón”, Cristobal González arriba de “El Relámpago” y Nancillo Ibarra haciendo equipo con “Felimón II”.

En el tercer hit eliminatorio también participaron: Cristobal Pérez jineteando a “Ratón”, Daniel Magaña sobre “Mochaorejas” y Cayettano Licea en compañía de “Grano”. La cuarta semifinal incluyo a Damián Valadez montando a “El Gallo” y a Jesús González sobre la “Chifla Burra”.

(¡Admirable final de carrera: cada uno a su manera, pero llegaron burro y jinete!. smc)

EVENTOS EN COMUNIDADES

Durante su mensaje, el Presidente Municipal, Hugo Anaya Ávila, celebró que esta tradición piedadense continúe e hizo el anuncio de que en 2013 se efectuarán carreras de jumentos en cada una de las tres tenencias municipales y otra en las comunidades que pertenezcan a la región poniente de La Piedad.

Anaya Ávila apuntó que, de esas carreras de los jumentos celebradas con jinetes y asnos de cada una de las comunidades, se desea integrar más a los piedadenses que viven en el medio rural y sean partícipes, con actividades en sus poblaciones, de las festividades patrias.

A este evento asistieron, como testigos de honor, autoridades del Ayuntamiento, Comité de Festejos Patrios y estuvo presidida por el alcalde. Hugo Anaya Ávila, junto con la presidenta del DIF, Carmen Rojas Abarca, entregaron los premios y reconocimientos a los participantes.

.++++++++

(Fotos de Silviano Martínez Campos)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: